Visit our Blog with English content >
Los vuelos turísticos sobre las líneas de Nazca son de alta peligrosidad, aviones viejos y sin mantenimiento.                                                                                                                                                                                                      No arriesgue su vida, no vuele sobre las líneas de Nazca. Las agencias de turismo y las empresas de vuelos de Nazca mienten a los pasajeros.                                                                                                                                                                                                      Las Aerolíneas de la muerte - 13 personas ya han fallecido en los últimos 8 meses - 3 accidentes fatales en los últimos 2 años

Noticia 

Publicado el: 19 de Junio, 2013 - Noticias Nacionales 0

"Padre deseperado busca discro duro con fotos de su hijo"

Les damos las gracias a las miles de personas que han compartido el cartel en las redes sociales, ojalá encontemos las fotos de Matías, un tesoro para su padre y familia.

Matías falleció en Nazca, Perú, el 2010, tras el desplome de la avioneta turística que tripulaba.

Cada vez que puede desde el 2 de Mayo pasado, Fernando Ramírez transita de persa en persa, de puesto en puesto, poniendo ojo a un sólo detalle: busca, entre todos los que pilla, una sola imagen: la de su hijo Matías y su hermano Nicolás, cuando niños, impresos en un mouse pad. Un regalo que Nicolás le hizo después de la muerte de Matías, el 25 de febrero del 2010, luego que la avioneta Cessna que tripulaba junto a una prima y una amiga, se desplomara sobre las mismas líneas de Nazca que pretenían conocer, en Perú.

Fernando Ramírez tiene 57 años, es profesor de historia y el 2 de mayo pasado estacionó su auto afuera de la casa de una colega, en la calle El Tranque, en La Reina, para devolverle un libro prestado. En el asiento trasero de su auto estaba su mochila, recuerda Fernando, con su notebook, y a su lado un disco duro Imation de 200 GB. Cuando salió de esa casa, nada de eso estaba. Le habían robado.

Al interior de ese disco duro externo, entre 5 y 6 GB correspondían sólo a fotos de su hijo Matías y a pruebas documentales que presentaron en el juicio contra la empresa de turismo peruana. Juicio que aún sigue abierto en Perú.

"No quiero decir para nada que no fui torpe al dejarlo ahí. Pero así son las desgracias", dice Fernando, que desde entonces ha pegado carteles en Santiago ofreciendo recompensa a quienes encuentren su disco duro. "Solo quiero recuperar las fotos de mi hijo. Si alguna persona lo compró, o lo tiene la persona que lo sacó, sólo quiero pedirle que me dé media hora para poder sacar los archivos. Sus fotos y lo que necesitamos para el juicio. No haré denuncia. Mi desesperación es sólo para recuperar ese material y no sentir como que a mi hijo lo mataron dos veces".

Fernando ha pegado decenas de carteles con su número: 93257708

Fuente: LUN

Déjanos tu Comentario: 

Tu comentario será revisado antes de ser publicado y tu email no se publicará.

Categorías

Documentos (1/2)

Síguenos en Twitter