Visit our Blog with English content >
Los vuelos turísticos sobre las líneas de Nazca son de alta peligrosidad, aviones viejos y sin mantenimiento.                                                                                                                                                                                                      No arriesgue su vida, no vuele sobre las líneas de Nazca. Las agencias de turismo y las empresas de vuelos de Nazca mienten a los pasajeros.                                                                                                                                                                                                      Las Aerolíneas de la muerte - 13 personas ya han fallecido en los últimos 8 meses - 3 accidentes fatales en los últimos 2 años

Noticia 

Publicado el: 19 de Octubre, 2010 - Noticias Internacionales 3

Dangerous Sightseeing in Perú/ Peligrosas Visitas turísiticas en Perú

Dangerous Sightseeing in Perú/ Peligrosas Visitas turísiticas en Perú

Fuente: http://latino.foxnews.com/latino/lifestyle/2010/10/18/dangerous-sightseeing-nazca/

Hay realmente una sola forma de apreciar en su totalidad la majestuosidad de las líneas de Nazca, enormes figuras pre-Colombinas de animales y símbolos sobre millas de suelo en el desierto de Nazca en Perú: desde el aire.  Es sólo desde ahí que los diseños más complicados – por ejemplo, un mono estilizado o un picaflor – son vivibles, dejando claro por qué este es un sitio considerado patrimonio de la humanidad por UNESCO.
  
Desafortunadamente, para algunos de los 250.000 turistas que lo visitan al año, esa vista ha llegado con un costo mayor al del valor aproximado de US$60 del ticket.  Desde 2007, los 14 operadores de vuelo que operan en el aeropuerto María Reiche han sufrido 10 diversos tipos de emergencias aéreas, incluyendo 3 accidentes.  Como resultado, 17 personas han fallecido, incluyendo cuatro turistas británicos y dos pilotos peruanos en el último accidente, el 02 de octubre de este año.

“Cuando escuchamos la noticia [del accidente], nosotros quedamos destrozados”, dice Fernando Ramírez.  Su hijo Matías Ramírez Poblete fue una de las siete víctimas de un accidente fatal similar en Nazca hace sólo ocho meses, en febrero recién pasado.

A pesar del clamor público, el Ministro peruano de Transportes y Comunicaciones ha autorizado a las flotas que continúen operando.  Funcionarios del Ministerio dijeron, sin embargo, que están investigando la causa del accidente.

“Nosotros estamos determinados a encontrar las causas que originaron el accidente y estamos esperando los informes periciales,” se anunció en la prensa oficial.  Funcionarios ministeriales declinaron comentar con respecto a cuándo se divulgarán las conclusiones, o a comentar sobre cualquiera de los accidentes anteriores.

Los medios de comunicación, sin embargo, dicen que se sospecha que fueron problemas mecánicos los que causaron la falla del motor de la nave.

“Desgraciadamente, es un sistema en el que las compañías aéreas no están realmente obteniendo ganancias suficientes como para re-invertir en equipamiento”, dice el abogado aéreo, Juan Palacín, Presidente del Instituto de Derecho Aéreo peruano, por lo cual el sistema no funciona.”

Los turistas están empezando a darse cuenta.  En abril de este año, la Embajada de Estados Unidos en Lima prohibió a personal militar fuera de servicio de que tomaran los vuelos turísticos.  El Ministerio de Turismo  reportó que 30.000 turistas menos sobrevolaron las líneas de Nazca en 2009 y se espera una reducción aún mayor en 2010.

Las familias y amigos de aquellos que murieron en el accidente de febrero pasado han hecho su aporte para divulgar la información, creando un blog llamado “Peligro en Nazca: Las aerolíneas de la muerte”.  Ahí han subido fotos y las últimas noticias sobre los accidentes, esperando que la gente lo piense dos veces antes de abordar los aviones.  Después del último accidente, “mi esposa, mi hijo y yo nos abrazamos llorando y sintiéndonos desesperados porque sentimos que nuestra misión de prevenir otra tragedia se había visto frustrado.

La magnífica belleza de las maravillas pre-Colombinas pueden estar jugando en su contra.  Mientras los geoglifos se pueden ver subiendo un mirador metálico de 43 pies (13mts. ap.), evitar un vuelo significa ver solamente unas pocas líneas rectas y figuras geométricas, en vez de la visión completa.

Así, los carteles a lo largo de la carretera Panamericana siguen ofreciendo económicos viajes al cielo y miles aún hacen fila para subirse a bordo.  El aeropuerto se mantiene abierto en su negocio, como siempre, hasta que ocurra el próximo accidente.

Déjanos tu Comentario: 

Tu comentario será revisado antes de ser publicado y tu email no se publicará.

Comentarios 

1 I Fernanda - 30 de Noviembre, 2010

Acabo de ver el reportaje y ya hace un año y medio quise hacer ese mismo viaje junto a mi madre y por tiempo no pudimos. cuando termino el reportaje vino mi ...

leer más
2 I Anónimo - 25 de Noviembre, 2010

Por favor que cierren ese aeropuerto de una vez por todas!!! Cuánto accidentes más están esperando para hacer algo?

3 I Anónimo - 25 de Noviembre, 2010

GRACIAS CANATUR POR CONSEGUIRNOS ESOS REPORTAJES. DE LA DGAC NO DIGO NADA PUES NADA HACE AL RESPECTO. (NADA EFECTIVO Y REAL, QUIERO DECIR)

Categorías

Documentos (1/2)

Síguenos en Twitter